Piérdete y encuéntrate en estas cascadas de Chiapas y la Selva Lacandona

Posted in:
Cascadas de Chiapas

La naturaleza tiene un poder terapéutico difícil de igualar. Nada como estar frente a ella para experimentar claridad y adquirir perspectiva.

Así son las cascadas de Chiapas, pero específicamente de la Selva Lacandona. En diferentes formas, alturas y tamaños, cada uno de estos santuarios naturales provee el marco para un momento de reflexión y admiración.

La paradoja es que, al perderte un rato en estos entornos, tendrás la posibilidad de encontrarte de una vez por todas.

Estas son las cascadas de la Selva Lacandona en las que vale la pena extraviarse un rato para tener un encuentro con la naturaleza:

Las Nubes. Numerosas cascadas, generadas por el cauce del Río Santo Domingo, levantan la espesa neblina que le da su nombre a este lugar. Se encuentran en el municipio de Maravilla Tenejapa, en la frontera con Guatemala.

Foto: Instagram 

Yatoch Kusam. En esa misma región, junto a las ruinas de la antigua Lacanjá, te esperan estas pozas de agua cristalina que no podrás resistir. No son los cascadas más conocidas de Chiapas, pero sí son unas de las más hermosas.

Foto: Instangram 

Cascadas de Las Golondrinas. Entre Lacanjá y Palenque, a mitad de la Selva Lacandona, hay un paraíso íntimo que vale la pena explorar en total soledad. Ahí, con el sonido de los pájaros y el agua cayendo, es donde la naturaleza obra su magia.

Foto: Delfin azul

Bajlum Pakal. Para llegar a este rincón junto al ejido Nueva Betania, es necesario contratar a un guía en el pueblo de Asunción, quien te llevará por un sendero a través de la selva -en ocasiones, será necesario el uso del machete para abrir paso. Cuando llegues ahí, sentirás que todo valió la pena.

Foto: casasyhotelesdemexico.com

Welib Ha. El hecho de que este lugar tenga senderos señalizados, palapas y sea más familiar que otras cascadas en la lista, no le quita puntos en cuanto a belleza y majestuosidad. Se encuentra en los alrededores de Palenque.

Foto: turimexico.com

Misol Ha. La madre de todas las cascadas de Chiapas, con una impresionante caída de 40 metros de altura. A 10 km de Palenque, es una fácil peregrinación que valdrá la pena cuando veas a este gigante a los ojos o, más aún, te internes en sus entrañas.

Foto: adve

Cascadas de Agua Azul. Posiblemente las más conocidas de la lista, posiblemente las más bellas. Contemplarlas y sumergirte en ellas es comparable a la experiencia estética de perderse en una intrincada obra de arte.

Foto: Instagram

Explora las cascadas de Chiapas y deja que la naturaleza haga lo suyo. En la puerta de entrada al estado te espera City Express Tuxtla Gutiérrez, tu mejor opción de hospedaje.

Piérdete y encuéntrate en estas cascadas de Chiapas y la Selva Lacandona