Guachimontones, Jalisco y sus asombrosos edificios circulares

Posted in:
Guachimontones, Jalisco

A solo una hora de Guadalajara, las pirámides circulares de Guachimontones son un tesoro arquitectónico único en el mundo. Ubicado cerca del municipio de Teuchitlán, el nombre de este asentamiento significa “montón de guajes”, una planta nativa de la región.

Te contamos la historia de estas ruinas prehispánicas que fascinan a chicos y grandes por igual.

guachimontones historia

Foto: Shutterstock

Aunque el sitio fue descubierto en 1970, las investigaciones comenzaron a fondo hasta 1996. Gracias a los estudios del arqueólogo Phil Weigand y su esposa Arcelia García, se calcula que esta ciudad prehispánica tuvo su auge entre los años 200 y 400 d.C. Con más de 2 mil años de antigüedad, Guachimontones llegó a tener 40 mil habitantes, hasta su caída en el año 900 d.C.

Estilo arquitectónico

Las estructuras construidas con varios niveles circulares escalonados, representan el sello característico del lugar. Se cree que la forma de las pirámides fue inspirada en el movimiento de los astros, y en la orientación de los puntos cardinales.

Las pirámides eran utilizadas como puntos ceremoniales en honor a Ehécatl, deidad del viento. Además, ahí se llevaba a cabo una ceremonia ritual parecida a la de los voladores de Papantla. En el centro hay un largo orificio donde se ponía el poste del que los sacerdotes se sujetaban para simular el vuelo de un ave.

En una vista aérea, es posible apreciar la forma circular perfecta del edificio ceremonial y de los asentamientos que la rodean.

Juego de pelota

Como en varias culturas mesoamericanas, en Guachimontones tenían su propio juego de pelota. Acá, la bola no pasaba por un aro, sino que era golpeada con la cadera hasta llegar al otro extremo de la cancha. Contrario a la creencia popular, el juego de pelota sí tenía fines políticos y religiosos. En él se disputaban territorios, herencias y el vencedor era sacrificado en el área del juego para entregarse a la inmortalidad de los dioses.

Presa de la Vega

Una vez que termines el recorrido, date una vuelta por la Presa de la Vega, un vaso lacustre artificial donde podrás comer mariscos y deleitarte con su vista panorámica. Aquí también podrás practicar deportes acuáticos, dar un paseo en kayak y hacer pesca recreativa y deportiva.

A 1000 años de que sus habitantes abandonaran el lugar, Guachimontones se encuentra en un proceso de reestructuración y redescubrimiento. El sitio actualmente abarca 90 hectáreas, de las cuáles sólo se han explorado menos del 2%, un avance que abre las expectativas de un mundo escondido que comienza a renacer.

También podría interesarte:

Experimenta la vida simple en Mazamitla, el pueblito más encantador de Jalisco

Tapalpa, Jalisco: templos y tejas entre la bruma del bosque

San Sebastián del Oeste, Jalisco: haciendas centenarias entre la bruma

Guachimontones, Jalisco y sus asombrosos edificios circulares