Colores y sabores: conociendo a México por sus salsas

Posted in:
Salsas de México

Las salsas son el alma de la cocina mexicana. El toque final que inunda todos los demás sabores de un platillo y que sabe a nosotros, a nuestra tierra.

Y es que, junto con el maíz, el chile es la gran constante en la gastronomía nacional. Las múltiples variedades de chiles y combinaciones que se desprenden de ellos da para una plétora de salsas de todos los colores, sabores y niveles de picor.

Así como sucede con los platillos principales, las diferentes regiones expresan rasgos de su personalidad a través de las salsas que ahí se preparan. Acompáñanos a recorrer México salsa por salsa y deja que cada una te revele un rasgo más de nuestra tierra.

Pico de Gallo

La salsa esencial de nuestro país. Es tan mexicana que emula los colores de la bandera a través del chile serrano, la cebolla y el tomate. Para rematar, lleva limón, ese ingrediente que no podemos dejar de echarle a todo. Es indispensable para platillos como los molletes y el guacamole, pero es tan versátil que se le puede echar a cualquier cosa.

Verde y roja

¡Las clásicas! Como bien dice Juan Villoro, las salsas verde y roja son una representación gastronómica de una dualidad ancestral. Es el tipo de tomate lo que suele hacer la diferencia entre una y otra, pero los cierto es que están en todas partes: chilaquiles, enchiladas, flautas, tamales, etc.

Salsas de México

Foto: tricityfoodblog

Chipotle

Utilizada para todo, desde tacos hasta guisos caseros, la salsa de chile chipotle mejora cualquier bocado con ese sabor ahumado y consistencia espesa que la caracteriza. Además del ingrediente estrella, se prepara con cebolla, ajo y jitomate, la santa trinidad de las salsas mexicanas.  

Borracha

Esta salsa se prepara de diferentes formas dependiendo de la región, pero todas las versiones tienen el uso de algún licor -generalmente pulque o cerveza-, una característica que refleja nuestro amor por estas bebidas. Suele aplicarse a carnes y tacos para darles un toque envinado.

Molcajeteada

También llamada “martajada”, se prepara en molcajete como su nombre lo dice y es una salsa grumos, que combina gustos crudos y ahumados. ¡Es indispensable en cualquier taquería!

Salsas de México

Foto: blogspot.com

Mole

El mole es una representación muy acertada del carácter de nuestro país, con su inverosímil mezcolanza de ingredientes y un resultado surreal. Aunque hay muchas variedades, el mole poblano y el negro de Oaxaca son los más conocidos. Esta salsa se aplica en piezas de pollo y en enchiladas, principalmente.

Habanero

Tampoco hay una sola salsa de habanero, pero la clásica yucateca lleva jugo de naranja agria o naranja dulce, vinagre, cebolla y chile habanero asado. En consistencia es ligera, pero se trata de la más picosa de las salsas de México.

Macha

Otra salsa que saca el lado más agresivo de México. Lleva chile de árbol seco y tatemado, ajo, caldo de pollo, aceite de oliva y sal.

Desde luego, hay muchas más salsas y, probablemente, podríamos escribir libros enteros para describirlas. Comienza por degustar cada una de las salsas que hemos enlistado y prueba un trozo de México en cada bocado.

También te puede interesar:

Yecapixtla: en busca de la mejor cecina de México

Geografía de las sopas en México, una guía definitiva

¿Por qué la comida mexicana es Patrimonio de la Humanidad?

Colores y sabores: conociendo a México por sus salsas